Proyecto: A Mariña mira al mar – Ángel R. González

Galicia, donde los romanos consideraban a Finisterre como la tierra del fin del mundo conocido, es una región donde se concentran la mayor cantidad de playas de España. En su costa se asentaron Celtas y Vikingos, atraídos por su fácil acceso y su riqueza natural.

A Mariña, costa norte de la provincia de Lugo, es uno de los lugares más versátiles, inexplorados y sorprendentes de Galicia, con arenales paradisíacos, acompañados de sorprendentes bosques y arboledas que los protegen y decoran.

Desde Ribadeo hasta O Vicedo se localizan más de 70 arenales, que nos permiten disfrutar de sus refrescantes aguas, sus acantilados, dunas, lagunas, marismas y rías de belleza extraordinaria.

Emprendí este proyecto fotográfico para mostrar esas maravillosas playas, desde mi visor de naturaleza salvaje. Para ello compaginé ciclos, en los que la marea se retira a descansar y nos deja los arenales al descubierto, lapsos temporales, en los que paseantes y bañistas aún no han regresado a su objetivo diario, e instantes en los que la luz y las nubes del amanecer nos enseñan el despertar de su imparable belleza.

Elegí esos instantes que suponen renunciar a la ayuda de la luz solar, que resalta los colores e ilumina con vigor todo lo que encuentra a su paso, en esas horas estivales en las que los lugareños y veraneantes se acercan a disfrutar del Mar y su entorno.

Este objetivo supuso, durante varias jornadas, coger los artilugios fotográficos, al toque de queda de las mareas, rescatando al paso del tiempo estos hermosos paisajes, con la ayuda de mi cámara y mi visión fotográfica por excusa.

Encontré playas de todas las extensiones imaginables, algunas monumentales, todas enormemente bellas por su longitud, sus formaciones rocosas, sus acantilados, sus bosques colindantes y desembocaduras de ríos deslizando suavemente sus limpias y cristalinas aguas para llevarlas a descansar al soñado Mar del Norte.

A esta exposición aporto un pequeño recuerdo de esa visión fotográfica, con la intención de dejar una muestra de lo que se puede encontrar en esa maravillosa tierra, de mi amada Galicia, que es A Mariña.

Mis ojos y mi cámara se llenaron de sensaciones, lugares e imágenes inolvidables y de muchas ganas de volver a recorrerlas y capturarlas.

“Artai, hijo de Brigo, y Aine, reina de las hadas, paseaban frecuentemente por el territorio donde se había asentado su tribu Sefe. Un buen día, Artai propuso a Aine buscar un nuevo lugar donde instalarse. Aine consultó al consejo de las hadas celtas y concluyeron que la mejor tierra era la zona llamada, muchos siglos después, A Mariña”

 

Ángel R. González

Septiembre 2022

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *